La Poda De Mantenimiento Parte III:

Cortando con Tijeras y Pinzando con los Dedos

Bonsai4me: Spanish Índice Pág. 1 de 2:




bonsai bookbonsai book

Los libros de Harry Harrington, ya en español, por el traductor de bonsai4me.es

Bonsai Inspirations 1

Bonsai Inspirations 2

Pág. 1 de 2:

Los bonsáis deben podarse a lo largo de todo el periodo de crecimiento para mantener sus formas. Algunas especies, como los Acer, tienen varios “estirones” a lo largo del año, después de los cuales necesitan poda; otras como los Juníperos necesitan poda de mantenimiento casi de continuo.

Cuando se cultivan bonsáis, casi siempre se descubre que la parte superior del árbol crece más rápido que la inferior, por la dominancia apical. Un método de decidir cómo y cuándo hacer las podas de mantenimiento es permitir a los brotes estirarse hasta llegar a un cierto número de entrenudos (hojas) antes de podarlos, de acuerdo a su posición en el árbol.

El crecimiento fuerte, vigoroso, cerca del extremo superior del árbol y en los lados exteriores de las ramas, sólo se permite que se alargue hasta los 3 o 4 entrenudos antes de ser podado hasta el primer entrenudo. El crecimiento en la zona media del árbol se deja un poco más antes de ser podado hasta el segundo o tercer entrenudo, permitiendo al brote retener más fuerza. El crecimiento en las ramas interiores e inferiores se deja desarrollar todavía más antes de podar hasta los 3 o 4 entrenudos.

trident maple bonsai

Un bonsái recién podado con tijeras, un arce tridente/Acer buergerianum, por Harry Harrington.

La consecuencia de podar de esta forma es la victoria sobre el crecimiento apical, fortaleciendo el interior y el bajo mientras se retiene el exterior y el superior. Esta técnica resulta en una distribución más equilibrada de la energía por todo el árbol.

Otro efecto de podar más fuerte en las zonas apicales que en las más bajas y débiles es que el bonsái retiene una silueta triangular, como puede verse en la imagen.

Así, por cada brote nuevo que se poda, emergen otros dos o más en su lugar, más pequeños. Repetir este proceso de poda de mantenimiento a lo largo del año incrementa el número de brotes más pequeños, lo cual produce que las nubes de follaje sean más densas.

A un árbol en desarrollo, que necesite que crezca el tronco o que engorden las ramas, se le puede dejar que se estiren los brotes sin inhibiciones por un tiempo antes de podarlo. Ello permitirá que engorde la rama y, hasta cierto punto, también el tronco desde donde surge la rama hacia abajo. Sin embargo, si se deja completamente sin podar, el árbol se volverá basto y perderá su figura.

Recortar con Tijeras

Podar árboles caducifolios con tijeras es sencillo siempre y cuando se haga con tiempo y cuidado. Las tijeras se deben usar para cortar tallos, no hojas: cualquier hoja que se corte se volverá marrón rápidamente, y el árbol aparecerá descuidado.

 Scissor Trimming and Finger Pruning

Cada brote que necesite poda debe sostenerse por la punta y cortarse por el tallo inmediatamente encima de un entrenudo/hoja.

>>La Poda De Mantenimiento Parte III: Cortando con Tijeras y Pinzando con los Dedos Pág. 2 de 2: