Diseño: Las Formas Básicas de Bonsái

Pág. 1 de 2




bonsai bookbonsai book

Los libros de Harry Harrington, ya en español, por el traductor de bonsai4me.es

Bonsai Inspirations 1

Bonsai Inspirations 2

Las formas japonesas básicas de los árboles han acabado con los años a entenderse como la forma de categorizar los bonsáis y también ayudar a establecer unas líneas principales para el diseño de los árboles.

Estas definiciones de formas son útiles para auxiliar al principiante a desarrollar “la visión” de las diversas formas de árboles y ayudar a definir distintos patrones de troncos y ramas.

Es de gran utilidad para el novato el empezar su aprendizaje en el diseño aprendiendo estas formas básicas. De todas formas, una vez aprendidas, el entusiasta no debe caer en el error de sólo ceñirse a estas definiciones.

Formas contra Diseños

En muchos textos, las siguientes formas son descritas como “diseños de bonsái”, aunque hay un importante movimiento, instigado por Walter Pall, para hacer una distinción entre la forma (de acuerdo con la característica predominante o dirección del tronco) y el diseño (la manera en la cual la forma es mostrada), y es por ello que este artículo sigue esta re-categorización mostrando “formas” de bonsái. En resumen: la forma describe la silueta básica del árbol como se define por el tronco, el diseño describe el modo en el cual se ha trabajado el árbol (ejemplo de lo primero, barrido por el viento, de lo segundo, cerca o lejos del observador, naturalista o abstracto...).

Descripción de las Formas de Bonsái

Esta es una lista de las formas básicas, pero bajo ningún concepto es un listado completo de todas las existentes o de las múltiples variaciones que de ellas se dan.

Vertical Informal

Esta es la forma más vista tanto en bonsái como en la naturaleza. Puede utilizarse con la mayoría de especies de árboles. El tronco puede retorcerse, girar y cambiar de dirección con varias curvas a lo largo de su longitud si bien el crecimiento es básicamente hacia arriba.

Las ramas tienden a surgir del exterior de las curvas. Las que nacen del interior a menudo parecen extrañas. La silueta general de un vertical informal suele ser un triángulo irregular, pero no es imprescindible que lo sea.

Especies coníferas como pinos y juníperos con frecuencia aparecen con la mayoría de ramificación en horizontal y “nubes” de follaje claramente definidas.

bonsai

Acer palmatum/Arce japonés vertical informal a principios de verano, por Harry Harrington

Especies caducifolias y de hoja ancha como olmos, arces y bojs, deberían tener una ramificación predominantemente ascendente por naturaleza, y no se deberían formar nubes de follaje claramente definidas. Un error demasiado común en los caducifolios es diseñarlos con ramificación horizontal, en nubes y “pompones” de follaje muy marcadas.

Los árboles trabajados de esta forma se ven demasiado en los libros y son el resultado de pobres y muy simplificados intentos de diseño de bonsáis.

English Oak

Roble inglés vertical informal (Quercus robur ) en el campo. Nótese que no tiene una silueta triangular.

Vertical Formal

En esta forma el tronco es completamente recto y hacia arriba. En el pasado era un estilo popular, pero ahora es bastante menos común puesto que la mayoría de los bonsáis verticales tienen algún movimiento que los hace informales.

Idealmente, el tronco debería tener una conicidad igualada desde la base al ápice. Esta forma replica a los árboles creciendo sin impedimentos en condiciones de campo abierto, sin competir con otros. Las ramas dejan el tronco alternativamente de izquierda a derecha y hacia atrás, y ninguna de cara al frente hasta el tercio superior del árbol. Todas serán principalmente horizontales o ligeramente caídas como si soportaran el peso de la nieve en invierno. Esta forma puede ser difícil de llevar a cabo de modo convincente y se recomienda que sólo se usen árboles con un tronco naturalmente recto. La silueta de un vertical formal es triangular aunque no estrictamente simétrica.

Las especies caducifolias no son adecuadas como verticales informales. Especies de coníferas como tejos, cipreses calvos y cryptomerias son buenas candidatas.

bonsai

Bonsái de ciprés calvo/Taxodium distichum vertical formal, por Harry Harrington

Escoba

La forma de escoba replica el modo en el que muchos árboles caducifolios crecen en la naturaleza en condiciones ideales, sin competencia con otros árboles. Está particularmente recomendada para especies de ramificación fina como Ulmus y Zelkovas, pero todos los árboles caducifolios y de hoja ancha son adecuados. La forma de escoba no es apropiada para coníferas, incluidos pinos y juníperos.

La forma de escoba se puede dividir en dos tipos, la escoba formal y la informal.

Escoba Formal

La escoba mejor conocida es la que tiene un tronco principal que en cierto punto se divide en tres o más ramas de similar grosor, y que crecen diagonalmente hacia arriba desde ese tronco central. La silueta del árbol recuerda a la de una escoba japonesa volteada, de ahí su nombre.

bonsai

Clásico escoba formal de Olmo chino, por Harry Harrington

El tronco principal de un escoba formal suele ser 1/3 de la altura total del bonsái. No hay ramas horizontales, todas está colocadas diagonalmente en forma radial con ninguna, o muy pocas, ramas que se crucen.

Hay variaciones de esta forma clásica de escoba formal: puede haber un tronco principal que vaya desde la base hasta el ápice. Sin embargo, al contrario que con el vertical informal, las ramas primarias son casi tan gruesas y dominantes como el tronco central, pero todas ellas están situadas y dirigidas haciendo diagonales desde el tronco, formando la silueta de escoba.

Broom formBroom form

Escoba formal clásico (izquierda) y una variación del mismo (derecha)

Escoba Informal

No hay razón por la que un árbol sin tronco recto no pueda ser diseñado como escoba: un tronco con curvas o movimiento sería simplemente un escoba informal. Con muchas probabilidades la forma más común de escoba visto en la naturaleza.

English Oak

Roble en el campo con forma de escoba informal.

bonsai

Bonsái de espino albar/Crataegus monogyna escoba vertical informal, por Harry Harrington.

Forma Inclinada

Aquí el propio tronco se inclina como si creciera hacia una luz lateral o como si estuviera expuesto a fuertes vientos. El tronco puede ser recto o curvo con ramas en el lado protegido, más bajas que sus contrarias en el otro lado del tronco. Una característica importante de esta forma es que el nebari debería parecer que ancla el árbol para detener “la caída”. Las raíces en el lado en el que se apoya el árbol deberían ser cortas y comprimidas, mientras que en el lado opuesto deberían ser potentes y dominantes, anclando como decimos al árbol en el suelo.

English Oak

Roble inglés en el campo de forma inclinada.

bonsai

Espino de forma inclinada, por Harry Harrington.

Barrido por el Viento

La forma “barrido por el viento” es una de las más difíciles de representar aunque se intenta a menudo por los principiantes debido a su característico dramatismo.

La azotada por el viento es también una de las formas más incomprendidas. El típico bonsái azotado se diseña con todas sus ramas en un lado de un tronco tirado hacia un lado ¡por una fuerza invisible! Este cliché estropea la forma pero se repite a menudo.

bonsai

Ligustro barrido por el viento, por Harry Harrington

>>Diseño: Las Formas Básicas de Bonsái: Pág. 2