Desarrollando “Mallsais” - Serie Fotográfica

Bonsai4me: Spanish Índice

Un ejemplo de la transformación de un mallsai* del montón en un bonsái sano y atractivo.




bonsai bookbonsai book

Los libros de Harry Harrington, ya en español, por el traductor de bonsai4me.es

Bonsai Inspirations 1

Bonsai Inspirations 2

Normalmente, los primeros bonsáis son comprados en centros de jardinería, hipermercados y grandes almacenes. Casi todos tienen origen en grandes distribuidores que los producen en masa en grandes terrenos, “granjas” de bonsáis, para después plantarlos directamente en pequeñas macetas. El resultado es un árbol relativamente barato pero con salud muy precaria, en tierra muy pobre y con muy poco diseño, aparte de alguna poda para darle una silueta estándar.
Muchos principiantes se desaniman después de comprar semejantes árboles: a pesar de estar correctamente situados, alimentados y regados, los bonsáis producidos en masa a menudo están plagados de enfermedades y problemas. Con frecuencia esta desagradable primera experiencia provoca que muchos novatos se desconecten del mundo del bonsái para siempre. Sin embargo, siguiendo unos pocos consejos, los mallsai producidos en masa pueden convertirse en bonsáis de buena calidad y salud.
*El autor denomina “Mallsai” a esos arbolitos desarrollados en masa con destino ser vendidos en centros comerciales o “malls” de todo tipo.

elm bonsai

Este Olmo chino/Ulmus parvifolia era el típico árbol producido en masa, comprado en 2002. Tenía muchas ramas muertas, estaba sin diseñar y era difícil de regar correctamente. Como resultado del compacto sustrato orgánico en el que estaba creciendo, el agua se deslizaba por encima del sustrato hasta los bordes de la maceta sin penetrar en la tierra.
Sin las técnicas que corrigieran esto, la salud del bonsái seguiría declinando hasta su muerte.

Mi mayor preocupación siempre era que el árbol seguía en la tierra espesa, arcillosa y sin aire de un campo de China, una tierra que podía haber sido adecuada mientras el árbol crecía libremente, pero que una vez se confina a una maceta de bonsái, se convierte en una masa sólida y sin oxigenación en la que difícilmente puede crecer cualquier planta.
El 90% de los problemas de salud de un mallsai están causados por seguir plantados en esta tierra de campo. Lo normal es que este sustrato provoque dificultades con el riego, el mal crecimiento de las raíces y su pudrición, y en general la mala absorción de agua y nutrientes.
La solución es tan simple como lavar cuidadosamente las raíces de toda esa materia y replantar el árbol en un buena mezcla de sustrato. No te dejes engañar por la aparición de sustrato de bonsái en la superficie de la maceta: ¡suele usarse para esconder por debajo la temida masa apelmazada!
* Hay que mencionar que, en algunas partes del mundo, como por ejemplo los Estados Unidos, los mallsai suelen venderse ¡con una capa de piedras pegadas a la superficie del sustrato! El propósito de esas rocas es mantener al árbol, sustrato y cepellón intactos durante el transporte. Estas piedras pegadas impiden que el agua discurra correctamente y deben ser retiradas cuanto antes.

bonsai elm

Después de haber desnudado y limpiado las raíces y de transplantar el árbol en un sustrato de bonsái de buena calidad, se convirtió en un ejemplar sano y vigoroso que durante los tres años siguientes pude entrenar y trabajar, usando sólo algunas de las muchas técnicas disponibles para los aficionados, hasta llegar al ejemplar que puedes ver arriba.
Estas dos imágenes muestran que unos humildes árboles de inicio, mallsai producidos en masa, con correctos cuidados horticulturales y algunos conocimientos, se pueden transformar en saludables y vigorosas piezas de arte.

bonsai elm

Revisando el follaje del bonsái de olmo chino.