Trasplante Y Poda De Raíces – Parte 3 – Desnudar Raíces

Bonsai4me: Spanish Índice

Pág. 1 de 2



Pág. 1 de 2:

Nota: Este artículo debería leerse como parte de la serie de “Trasplante y Poda de Raíces”. Visita las Parte Uno y Parte Dos

Tras un cierto número de años en una maceta, todos los sustratos comienzan a romperse y apelmazarse. Y estos suelos desnaturalizados se hacen densos y carentes de aire.

La mayoría del sustrato viejo se quita durante el curso normal de los trasplantes, pero el corazón interior del suelo viejo alrededor de la base del árbol y en su centro todavía permanece, y es importante que se elimine y se introduzca ahí tierra fresca de forma regular.

Si se deja sustrato viejo o de baja calidad alrededor del centro del cepellón, con el tiempo causará pudrición en las raíces, así como se reducirá la cantidad de sustrato saludable en el que el bonsái puede desarrollar raíces, y por tanto se reducirá también la absorción de humedad y nutrientes. No es extraño que las raíces podridas se den en el mismo centro del cepellón, atacando a la base del árbol/nebari mientras que el exterior aparece saludable.

Si sospechas que un árbol tiene un sistema radicular débil pero no eres capaz de ver signos de enfermedad en la periferia del cepellón, desnuda las raíces y comprueba el estado de su interior.

Es importante que el bonsái se “desnude” completamente para eliminar todo el viejo y cansado sustrato al menos cada 5 años. En los recién adquiridos bonsáis, a menos que estés muy seguro del sustrato usado, deberías desnudar sus raíces en el primer trasplante. Los árboles cultivados en el campo y la mayoría de recolectados en la naturaleza (o yamadoris) también deberían desnudarse antes de plantarlos en un contenedor.

Todos los mallsai (bonsáis de supermercado) crecen habitualmente en suelos muy deficientes (tanto en Reino Unido como en España) y deben limpiarse por completo durante su primer trasplante.

Una gran ventaja de desnudar las raíces de un bonsái es que así es más sencillo estudiar el cepellón, encontrar las raíces dañadas y eliminar las mal colocadas alrededor del nebari.

Los árboles caducos y de hoja ancha pueden desnudarse sin ningún perjuicio para su salud; ha de tenerse mayor cuidado con las coníferas, como Juníperos y Pinos. Yo recomendaría quitar toda la tierra vieja, pero a mano, sin lavar las raíces.

Tras desnudar las raíces, hay que tener un cuidado extra en introducir el sustrato por todo el cepellón. Utiliza sustrato seco pues es más fácil, y suavemente presiona dentro y alrededor del cepellón con los dedos y un palillo chino. Después del trasplante, riega en abundancia para que no queden bolsas de aire.

Desnudando las raíces de un Olmo

repotting elm bonsai

Este mame de Olmo Chino fue trasplantado hace un año, pero rápidamente ha desarrollado una maraña de raíces.

repotting elm bonsai

El exceso de tierra alrededor del borde del cepellón se retira con la mano o con un palillo.

repotting elm bonsai

A continuación se enjuaga con cuidado el cepellón usando un chorro suave de agua; cualquier bolsa de tierra endurecida se retira con delicadeza usando el palillo.

repotting elm bonsai

Entonces se podan las raíces. Este árbol se va a plantar en una maceta de mame ligeramente más grande, y por tanto se necesita menos recorte de lo normal. Hay que prestar atención a quitar o podar las raíces más gruesas y dejar las finas si es posible. Aunque no se evidencia en la foto, las raíces por debajo del cepellón también se podan con intensidad, para promover un cepellón menos profundo y alentar la creación de más raíces laterales desde el nebari.

>>Trasplante Y Poda De Raíces – Parte 3 – Desnudar Raíces: Page 2 of 2