Trasplante Y Poda De Raices - Parte 2

Bonsai4me: Spanish Índice

Pág. 2 de 2

Pág. 2 de 2:

Intenta fomentar el desarrollo del cepellón cada vez que se trasplante el árbol. El tronco debería tener las raíces extendiéndose radialmente desde su base, las raíces que crecen hacia arriba o que se curvan desde la base (nebari) se consideran feas. Las raíces gruesas, fuertes y que crecen hacia abajo deben eliminarse, para que el cepellón sea plano y pueda encajar bien en la maceta: las raíces hacia abajo que queden sin podar empezarán a levantar el árbol fuera de la maceta.

Cualquier otra raíz gruesa o recta también debe podarse hasta el punto donde estén ramificando raíces finas. Las gruesas o rectas tienden a robar el vigor del más pequeño y fino crecimiento. En todo momento, cuando se podan dichas raíces, es importante inspeccionarlas con cuidado para estar seguro de que no se está reduciendo la masa de raíces hasta un nivel donde no pueda sustentar al árbol.

Las raíces gruesas deben podarse con el corte mirando hacia abajo: esto previene que el agua se acumule en la superficie del corte. Corta limpiamente con un instrumento afilado para ayudar a prevenir la pudrición y a acelerar la curación. Los grandes cortes pueden cerrarse con pasta selladora o preferiblemente espolvorearse con hormona de enraizamiento, pues normalmente también contiene un fungicida que ayudará a prevenir las infecciones en la raíz. Para acelerar la curación y el arraigo de una gruesa raíz podada, puede merecer la pena vestir la superficie del corte con una fina capa de musgo esfagno de fibra larga.

Trasplantar

Después de podar las raíces del árbol es necesario situarlo de vuelta a una maceta de bonsái. Si el tiesto no estaba ya preparado, debes hacerlo ahora.

Cubre el fondo de la maceta con una capa de sustrato y forma un pequeño montículo donde vayas a colocar el árbol para que cuando esté finalmente plantado quede justo en el borde. Sitúa el árbol en el tiesto y comprueba que el frente correcto está en la parte delantera. Átalo firmemente con los alambres de anclaje para que no pueda ser sacudido por el viento en las semanas siguientes, durante las que las nuevas raíces estarán creciendo.

Añade más sustrato y trabájalo cuidadosamente alrededor del cepellón para que no queden bolsas de aire. Asegúrate que el sustrato no está comprimido y cuida de no dañar las raíces. Sigue añadiendo sustrato hasta que llegue justo debajo del borde de la maceta. Cuando el trabajo con el sustrato esté finalizado, riega en abundancia para estar seguro de que todo el sustrato está totalmente mojado y que se ha eliminado cualquier bolsa de aire que quedara. El riego asentará el sustrato y podría ser necesario añadir más sustrato en la superficie. Vuelve a regar hasta tener la certeza de que el sustrato está completamente asentado en toda la maceta.

Una última cosa, el árbol debe mantenerse fijo en su posición por los alambres de anclaje, no por el sutrato, compruébalo una vez más.

Repotting and Rootpruning Fuchsia Bonsai

Cuidados Posteriores

La mayoría de los árboles no mostrarán reacción alguna al trasplante y seguirán normalmente hasta la primavera sin problemas. Sin embargo hay que tener ciertos cuidados extra en las seis semanas posteriores al trasplante para garantizar la salud del árbol:

Evita la exposición a heladas fuertes, debe considerarse el árbol menos resistente de lo normal en su especie durante seis semanas tras el trasplante.

No coloques el árbol donde pueda estar expuesto a vientos fuertes o sol directo. Esto es particularmente importante con los perennes puesto que el aumento de la pérdida de humedad por las hojas cuando aumentan el viento o el sol incrementa el estrés de las recién podadas raíces. Es posible, bajo condiciones de calor o viento, que pierdan follaje si el reducido cepellón no es capaz de reemplazar la humedad evaporada. Si el follaje comienza a secarse en especies perennes, proporciona una posición a la sombra y sin viento, y nebuliza el follaje regularmente.